Conferencia en el RIDEA sobre CONCENTRACIÓN DE LA PROPIEDAD FORESTAL


Texto resumen de la Conferencia sobre la Concentración de la Propiedad Foretal pronunciada en el Real Institudo de Estudios Asturianos en los Foros sobre el Medio Rural Asturiano que organizan Benigno Fernández Fano y Juan Luis Rodríguez Vigil. Este texto será el que publique el RIDEA en las actas de dicho Foro.

CONCENTRACIÓN DE LA PROPIEDAD FORESTAL EN SAN TIRSO DE ABRES 1ª FASE
1.      SAN TIRSO DE ABRES
San Tirso de Abres es el concejo mas al occidente de Asturias con una superficie aproximada de unas 3.200 ha de terreno, de las cuales  2.400 ha son terreno destinadas a uso forestal y unas 800 ha a uso agrícola y terreno urbanizado.
Entre los años 1975 y 1983 se acometió concentración de la propiedad de terrenos agrícolas en la totalidad del territorio (unas 800 ha), quedando pendiente el terreno destinado a uso forestal.
En la margen izquierda del río Eo hay unas 400 ha de terreno forestal y en la margen derecha unas 1.800 ha. En el año 2005, la Consejería de Medio Rural y Pesca decreta la “Concentración de montes de San Tirso de Abres - 1ª fase” para el territorio forestal de la margen izquierda del río Eo.
San Tirso de Abres, se caracteriza por su perfil de pendientes suaves y clima benigno, su altura sobre el nivel del mar oscila entre los 30 y los 660 m. El abanico de temperaturas va desde  0º a  25º en los casos extremos.

2.      CONCENTRACIÓN DE MONTES SAN TIRSO DE ABRES 1ª FASE

El día 2 de junio de 2005 se decreta por parte de la Consejería de Medio Rural y Pesca la concentración de montes de la margen izquierda del río Eo de San Tirso de Abres, con una extensión de 400,53 ha de terreno.
Se trata de un terreno de pendiente moderada, que permite la mecanización para trabajos selvícolas y para la explotación forestal aproximadamente en un 70% de territorio; con una altitud entre 50 y 350 m sobre el nivel del mar; orientado al sureste lo que quiere decir monte situado en una ladera solana en su mayoría, con algún valle en ladera umbría.
El trozo de monte objeto de concentración linda al norte, este y sur con el municipio lucense de Trabada y al oeste con el río Eo; monte perteneciente a los núcleos de población de Naraido, Vilelas y Salcido.


En la ortofoto anterior se aprecia el límite provincial entre los municipio de Trabada (Lugo) y San Tirso de Abres (Asturias); de la misma se desprende la imagen que nos muestra el arbolado en San Tirso de Abres una parcelas visiblemente alargadas y de pequeño tamaño. De la misma forma se visualizan fincas de uso agrícola de tamaño considerable producto de una concentración de terrenos agrícolas hace 30 años.
Por contraposición en el municipio de Trabada se aprecia una red de caminos forestales y fincas de mayor tamaño, todo ello  resultado de una reciente concentración de la propiedad forestal.

Reseñar que, una  parte del terreno procede de división de montes comunales en la década de los años 20 del S. XX, con fincas de un tamaño considerable -entorno a una o dos hectáreas-. Otra parte de este trozo de terreno -destinado a monte en la actualidad- proviene de terrenos de uso agrícola en las décadas de los años 40, 50 y 60 del siglo pasado que se cultivaban de cereal;  que tras el abandono del cultivo masivo de cereal, en estas pequeñas parcelas y huertos se extiende la tendencia de sembrar a voleo eucalipto.
Especialmente estos terrenos son los que hoy ocasionan un minifundio mayor en la superficie forestal y  mayores trastornos en el manejo de la propiedad forestal. El abandono del uso agrícola, y al apoderarse el bosque de las tierras de cultivo oculta los lindes y los sistemas de amojonamiento.
Los caminos de acceso de carro hoy son totalmente obsoletos y la mínima superficie de parcelas agrícolas son impracticables en el uso forestal.
Estos son los tres grades problemas de un terreno forestal que en el pasado fue de uso agrario.


3.      PROBLEMÁTICA DEL ENTORNO
Vamos analizar dos tipos de problemas con los que nos encontramos en el proceso de concentración parcelaria: problemas de tipo físico y problemas de tipo jurídico.

3.1.      PROBLEMÁTICA DE TIPO FÍSICO
Analizaremos problemas relacionados con el terreno, que nos encontramos en campo, a la hora de identificar las parcelas, al acceder a las mismas en el manejo forestal.
-          Minifundio.- En el terreno objeto hay un minifundio evidente y un alto grado de parcelación, lo que dificulta el manejo de la explotación forestal.
-          Acceso a las parcelas.- Los accesos a las parcelas son muy dificultosos y en muchos casos impracticables.
 Se distinguen:
·        Parcelas sin acceso rodado; aquellas que aun teniendo un camino antiguo del ancho de un carro, no cubren las necesidades de mecanización de las explotaciones forestales actuales.
·        Parcelas con acceso dificultoso; aquellas que tienen una vía de saca en mal estado, que solo sirve para uso de maquinaria de desembosque, no para transito de vehículos.
·        Parcelas con acceso; en los mejores casos algunas fincas tienen buenos accesos con caminos, de uso para vehículos todo-terreno pero en mal estado de conservación y todas sin sistema de drenaje, lo que dificulta el acceso en algunas épocas del año.
-          Indentificación del parcelario en el campo .- Un sistema de amojonamiento rudimentario, sumado a un minifundio y un alto grado de parcelación dificulta las posibilidades de localizar las fincas sobre el terreno. De algún modo condicionado por el abandono del uso agrícola antes citado. El mantenimiento de los lindes de los terrenos en el uso agrícola no es el mismo que en el uso forestal; así pues el monte y la vegetación se apoderan del sistema de amojonamiento, ya por si rudimentario. Mientras dura la memoria histórica de la generación que cultivó las tierras agrícolas la propiedad está localizada pero en lo sucesivo todo queda en manos de la  transmisión oral. Así pues, localizar parcelas muy pequeñas, con un sistema de amojonamiento deficitario en un terreno arbolado es algo muy complejo y en ocasiones poco rentable en explotaciones forestales.

Los tres grandes bloques de problemas físicos a los que nos enfrentamos traen como consecuencia una nula mecanización de la explotación forestal  y con ello una infravaloración del patrimonio forestal y por lo tanto un pesimismo en la gestión de los montes y en la conciencia forestal.
3.2.      PROBLEMÁTICA DE TIPO JURIDICO

   En los problemas de tipo jurídico analizaremos aquellas dificultades de carácter legal, que nos encontramos, a la hora de demostrar la titularidad de las fincas de las que somos propietarios.
Entre las grandes dificultades de tipo jurídico se encuentran:
-          Titulaciones obsoletas.- A lo largo de las generaciones es evidente que se vayan sucediendo las transmisiones hereditarias, no por ello es tan habitual que se actualicen las escrituras de propiedad de las fincas. Así pues es frecuente que las escrituras de propiedad de las fincas tengan como titular al difunto abuelo o bisabuelo del actual propietario y por consiguiente los lindes de las fincas también sin actualizar y obsoletos con el mismo grado de antigüedad. En los mejores casos nos encontraríamos con escrituras públicas ante notario, inscritas o no en el registro de la propiedad.
-          Titulaciones dudosas.- Abundan también las titulaciones dudosas y sin contrastar en el terreno, con cabidas que no se corresponden con las medidas de la realidad y documentos privados de compra-venta o pérmuta, liquidados con el impuesto de transmisiones patrimoniales pero sin inscribir en el registro de la propiedad.
-          Propiedades sin titulación.- Algunas parcelas carecen de títulos de propiedad, bien por extravío o porque nunca existieron. Presentando sus titulares habitualmente el justificante de pago impuesto de transmisiones hereditarias como único documento acreditativo de posesión, con la poca veracidad que ello aporta como título de propiedad.
-          Nula cartografía.- No existe una cartografía del terreno, solamente unos croquis a mano alzada del año 1926, que refleja una idea del territorio.
-          Ausencia de datos catastrales.- Es casi nula la presencia de datos catastrales contrastados en los títulos de propiedad aportados por los propietarios.
 4.      ESTADO DE PARTIDA

   De las 400 ha. sometidas a proceso de concentración parcelaria se encuentran arboladas 370 ha -un 93 % del total- lo que dificulta el proceso, ya que hay un valor de suelo y sumado un valor del arbolado.
En la distribución por cultivos cabe destacar que predomina el eucalipto con un 91% del total de la superficie, seguido de un 6,6% de matorral, un 1% de pino y 0,5% de terreno con otras frondosas, hay un 0,80% de terreno de pastizal.
De la investigación de la propiedad ha resultado un total de 202 propietarios; de los cuales 77 residen en el pueblo y 125 tienen su domicilio fuera del pueblo, solo un 38% frente a un 62% lo que indica que estamos ante un terreno que, a priori, desconoce la mayor parte de los propietarios.
Resultan un total de 1.728 parcelas, de una superficie media de 0,23 ha (2.300 m²).
Los propietarios hacen una aportación media de 8,55 parcelas.
Estos datos reflejan el minifundio claro y palpable del terreno objeto de la concentración parcelaria.

CUADRO DE DATOS DE LA SITUACIÓN DE PARTIDA
Superficie total
400 ha 53 áreas
Superficie arbolada
370 ha (93 %)
Nº propietarios
202
Nº propietarios del concejo
77 (38%)
Nº propietarios de fuera del concejo
125 (62%)
Nº de parcelas iniciales
1728
Superficies media de las parcelas
0,23 ha (2.300 m²)
Aportación media de parcelas por propietario
8,55 parcelas

Plano de la distribución de cultivos de la zona de concentración parcelaria, en donde se aprecia también el grado de parcelación de la zona.

5.      ESTADO DE LOS CAMINOS EXISTENTES

      En el territorio objeto de la concentración parcelaria nos encontramos en general con una red viaria deficitaria, Resaltar que toda la superficie carece de espacios de carga y descarga de madera y de espacios públicos. En todo el terreno hay -antes del proceso de concentración parcelaria- dos depósitos de incendios, son los únicos servicios comunitarios del monte. 
 
Para mayor comprensión de la realidad agrupamos en tres bloques el estado de los caminos existentes:
-          Caminos de acceso no rodado.-  vías que provienen de antiguos camino de uso agrícola adaptados al paso de carros de tracción animal, de ancho escaso para el transito de maquinaria forestal, por lo tanto caminos intransitables, lo que ocasiona fincas sin acceso rodado. Estos accesos solo sirven para visitar las fincas a pie. La extracción de madera del monte ha de llevarse a cabo por las fincas colindantes, previa petición a los vecinos y buena voluntad y predisposición de estos.

-          Caminos de acceso rodado.- existe caminos de saca de madera que dan acceso a los parajes, pero son caminos sin afirmar, con fuertes rodaduras de los vehículos pesados, solo son aptos para la extracción de madera, en ningún caso para el servicio necesario para las labores de repoblación o labores selvícolas con desplazamientos en vehículos todo-terreno. En muchos casos estos caminos restan superficie a las fincas, fueron abiertos a través de las propias fincas para servicio de las mismas, con las consiguientes pérdidas de superficie a cultivar.
          

-          Caminos en buen estado.- de los mejores caminos, reseñar que se encuentran en estado de abandono, todos ellos carentes de obras de drenaje con lo que en invierno son intransitables y en algunos casos sin afirmado. Son practicables en vehículo todo-terreno durante parte del año. De cualquier forma son insuficientes para el uso de la explotación forestal.
          
6.      PROCESO DE CONCENTRACIÓN PARCELARIA
   El proceso de concentración parcelaria está previsto que dure 6 años y un mes. El 2 de junio de 2005 la Consejería de Medio Rural y Pesca publicó el decreto de concentración, está previsto que el 31 de octubre de 2011 los propietarios sean poseedores de las nuevas fincas de reemplazo.


DECRETO

2 de JUNIO de 2005

INICIO DE LOS TRABAJOS

SEPTIEMBRE DE 2005

RESOLUCIÓN DE C.P.

OCTUBRE DE 2010

TOMA DE POSESIÓN (*)

 31 OCTUBRE DE 2011
                             *fecha prevista de toma de posesión de las nuevas fincas

Resaltar que en todo el proceso no se dieron casos de reclamaciones judiciales, ni graves enfrentamientos por la posesión de las fincas. Los errores suscitados fueron subsanados en tiempo y forma.
Así mismo cabe destacar los amplios periodos de información pública y periodos de reclamaciones administrativas que hubo después de cada paso del proceso de concentración parcelaria.

7.      DATOS DE LA RESOLUCIÓN
       Al final del proceso de concentración parcelaria por ajustes se quedan en 200 propietarios, se obtienen 356 fincas de reemplazo, con una superficie media de 1,0860 ha, los propietarios reciben 1,78 fincas por propietario. Se ha aplicado un coeficiente de reducción del 5%.
Cabe destacar que hay gran número de propietarios que solo tienen una finca y esta de poca superficie, lo que hace bajar la media resultante.


Bases de la
Concentración
Resolución de
Concentración

Nº Parcelas / Fincas

1.728

356

Nº Parcelas / Fincas por propietario

8,55

1,78

Superficie media (Ha)

0,2315

1,0860

8.      PROYECTO DE OBRAS
      Dentro del proyecto de concentración parcelaria se acometió un proyecto de obras del Servicio de Mejoras Forestales y Agrarias
Se ha proyectado un total de 20,070 km, en los que se incluyen tres parques de carga de madera, con zonas de recreo comunitarias y mobiliario.
Una inversión total de 1.021.000 €, que resultan 51.050 €/km.
Al proyecto de obras hay que añadir 150.000 € de inversión en reorganización de propiedad en los distintos contratos de todo el proceso, lo que suman un total de 1.171.000 €, que resultan 2.930 €/ha.
Vista de uno de los espacios de carga de madera con la zona de recreo y el camino de acceso a las fincas a la derecha
Imagen de otra zona de carga de madera con la zona de servicio. El camino de servicio a las fincas y cercano a una carretera próxima a la carretera nacional. Se aprecia en la imagen, la obra de drenaje de la nueva red viaria.

9.      RESULTADOS DEL PROCESO
De la misma forma que se dividieron los problemas en la parte inicial en problemas físicos y jurídicos; en las ventajas del proceso vamos a analizarlas en dos bloques, de tipo físico y de tipo jurídico, añadiendo un bloque de ventajas de tipo social dignas de reseñar por pequeñas que sean.
9.1.Ventajas de tipo físico
-          Superficie media de las fincas resultantes.- Una de las ventajas mas notables de la concentración parcelaria es la superficie considerable de las fincas resultantes, ello permite gestionar y planificar el patrimonio forestal y organizar la propiedad forestal.
-          Acceso rodado a todas las fincas.- El acceso rodado a todas las fincas en importante y básico a la hora de gestionar el patrimonio forestal, para acceder a las fincas desde las labores de repoblación, los trabajos selvícolas, el control de la plantación, la venta de la madera o el desembosque de la misma.
-          Existencia de espacios de servicio público.- El hecho de dotar la zona de espacios comunes y públicos de servicio para almacenamiento y carga de madera son elementos de significantes y que contribuyen a revalorizar el patrimonio forestal, en tanto en cuanto el producto forestal obtenido es mas fácil de manejar con estas comodidades añadidas. A ello se añaden espacios de recreo con mesas y marquesinas para uso comunitario, para comodidad de los distintos usos del bosque, madereros o no.
-          Posibilidad de gestión y ordenación del patrimonio forestal.- La principal ventaja de tener fincas de una superficie considerablemente grande, proporciona el gestionar y ordenar el patrimonio forestal con comodidad, y poder analizar técnicamente con qué especies repoblar en cada espacio en función de las distintas variables del emplazamiento: ladera, pendiente, profundidad del suelo, etc.
Así mismo las fincas pequeñas, bien localizadas permiten una gestión del patrimonio forestal de forma familiar por medio de agrupaciones de propietarios familiares que puedan gestionar conjuntamente y de forma comunitaria sus espacios para economizar costes y rentabilizar beneficios.

9.2.Ventajas de tipo jurídico
-          Títulos de propiedad públicos y registrados.- Una vez concluido el proceso de concentración parcelaria el Servicio de Mejoras Forestales y Agraria entrega a los propietarios una escritura pública ante notario de cada una de las fincas, con todos los datos y la cartografía del paraje. Con las garantías legales que ello conlleva, de prueba irrefutable de titularidad de la finca, posible aval bancario, etc.
-          Cartografía fiable, contrastada en el terreno y georreferenciada.- Con la cartografía georeferenciada se acaban las dudas de la localización de los mojones, cada mojón tiene asignadas unas coordenadas UTM, indistintamente del lugar en el que se encuentre el bloque de hormigón, el lugar de referencia en el espacio indicado es el linde la finca; ello evita múltiples dudas y conflictos. A la par de tener una cartografía para localizar las fincas, disponible en todas las escrituras y por todos los propietarios; así como paneles públicos de todo el territorio en las tres áreas de recreo.
-          Localización de la propiedad forestal, incluso sin conocer el territorio.- El 62% de los propietarios que no viven en el pueblo, y a priori desconocen el monte, una vez que tengan las escrituras de propiedad tienen sus fincas localizadas, incluso sin conocer el territorio. Podrán tener acceso a las coordenadas UTM de su finca y con ello localizar fácilmente el terreno por medio de un GPS.
-          Revalorización de la propiedad con la mejora documental y de servicios.- Con la mejora de servicios y de la documentación se revaloriza el terreno y el arbolado; la mejora de las vías de saca de madera y la claridad de los títulos de propiedad son claras mejoras colaterales que ayudan a revalorizar el monte y por lo tanto los productos obtenidos del mismo.


9.3. Ventajas de tipo social
Aunque de forma colateral, el proceso de concentración parcelaria proporciona unas ventajas de tipo social como pueden ser:
-          Fomento de empleo del sector forestal.- Una vez rematado el proceso de concentración parcelaria es habitual el inicio de etapas de repoblaciones forestales y labores selvícolas, lo que fomenta el empleo en el sector forestal y contribuye, de alguna forma, a crear empleo en el medio rural.
-          Fijación de la población en el medio rural.- De forma muy colateral y muy puntual, la revalorización del patrimonio forestal se convierte en un aliciente para la economía rural y con ello para contribuir puntualmente a fijar la población en el medio rural asturiano.
-          Dignificación de la cultura forestal.- La oportunidad de ordenación y gestión del patrimonio forestal que ofrecen los procesos de concentración forestal contribuyen notablemente a la dignificación de la cultura forestal y con ello al enriquecimiento y mejora de técnicas de manejo y gestión de las explotaciones forestales.

10.  CONCLUSIONES.
A lo largo de poco más de seis años se llevó a cabo el proceso de concentración parcelaria de la propiedad forestal de los terrenos de la margen izquierda del río Eo en San Tirso de Abres. Un proyecto a priori complicado. Se ha concluido con éxito y satisfacción para los propietarios forestales.
Ahora quedan gestiones por hacer: este proceso de concentración de la propiedad forestal da pie a la ordenación del patrimonio forestal, y con ello a la diversificación de cultivos; da lugar a la creación de agrupación de propietarios forestales bien sean agrupaciones familiares o una agrupación local de productores.
Sería una propuesta entusiasta la creación de una agrupación local de productores forestales que velasen por los intereses de los propietarios, optimizando recursos y por tanto obteniendo mayor rentabilidad económica; siempre en sintonía y coordinación con las agrupaciones regionales de propietarios forestales.
Para así de esta forma lograr una “utópica” certificación forestal de los productos obtenidos de los montes de San Tirso de Abres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada