Vespa velutina, otra amenaza para el medio RURAL

La población de Vespa velutina en la Cornisa Cantábrica ya supone un serio problema para el medio rural en general.


Han pasado apenas dos años desde la aparición "oficial" de ésta especie exótica invasora y los daños siguen en un aumento exponencial. En la actualidad los daños  al sector apícola son considerables, ya que velutina se alimenta sobre todo de la abeja melífera; pero se notan también los daños en el sector de la fruticultura y horticultura. Al margen del serio peligro que supone para la biodiversidad; la proliferación sin control de una especie invasora que amenaza la población de abejas y avispas, tan importantes para la polinización. 
Nido de Vespa velutina en San Tirso de Abres

En un marco legal el país cuenta con la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que fue desarrollada en el Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el catálogo español de especies exóticas invasoras. En ambos texto legales se establece que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las comunidades autónomas, elaborarán coordinadamente estrategias de gestión, control y posible erradicación.

Concentración en Vegadeo el 26 de noviembre de 2016
En el panorama comarcal, el sábado 26 de noviembre de 2016 se celebró en Vegadeo una concentración ciudadana clamando más medidas de control y ayuda para luchar contra el avance de Vespa velutina. Entidades del sector apícola de Asturias y Galicia pusieron voz para mostrar la situación y su sensación de desamparo.

Cierto es que los protocolos actuales que se llevan aplicando algo más de año y medio parecen insuficientes, a la vista del avance de la población de la especie invasora.

Cabría la posibilidad de un ataque integrado, aplicando líneas de investigación, conteo, localización y estudio; pero fortaleciendo las medidas de freno del dominio territorial que está alcanzando la especie.
Para ello es necesaria la implicación de la administración cercana a los vecinos y contando con la colaboración de diversas entidades con presencia en el medio rural. Todos los vecinos, ganaderos, agricultores, cazadores, turistas, guardas forestales y de medioambiente, vigilantes fluviales, técnicos del medio rural e incluso personal de correos, pueden ser de ayuda en la información de nidos, pero para ello es necesario disponer de información general y de un plan integrado que facilite la unión voluntades.

Y todo ello le corresponde a la Administración poner en marcha protocolos más eficaces que los actuales. Pero sin más demora, antes de que en la primavera de 2017 velutina retome su actividad intensiva y continúe su expansión por la Cornisa cantábrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada